Reducir el desperdicio de alimentos no es una quimera

Mayo 2017
8 pp

por Miguel Merino-Pacheco

Debido a las magnitudes en juego, el desperdicio de alimentos es, hoy por hoy, uno de los mayores problemas en el mundo. Un problema que no puede ser ignorado. Enfrentarlo es una tarea colectiva. Una tarea difícil, pero también una tarea que puede ser llevada a cabo.

Cambio climático, crecimiento de la población mundial y desperdicio de alimentos son componentes básicos del problema de la seguridad alimentaria.

En los últimos diez años, la temperatura mundial se ha ido incrementando a un ritmo de 0.15 a 0.20ºC por año. Y durante las últimas tres décadas, los precios de los alimentos han subido, en promedio mundial un 6.4%. La influencia del cambio climático sobre la superficie agraria disponible y sobre la disponibilidad de agua para la agricultura es aún más dramática.

Se espera que la falta de agua dulce se haga sentir radicalmente en los próximos 25 años. En África del Norte, en el sur de Europa, a lo largo del eje sur de toda Asia, desde el Mar Rojo al Pacífico. Y también en importantes áreas de América del Norte y del Sur. Y por supuesto, ninguna zona agrícola importante del mundo se verá al margen de este problema.

Introducción Pág.3
Demanda creciente por alimentos Pág.3
Pero, ¿por qué ocurren todas estas pérdidas? Pág.6
No obstante, hay algunas soluciones posibles. Pág.6
Cítanos Pág.7

MERINO-PACHECO, Miguel. Mayo 2017. 8 páginas.
El desperdicio de alimentos es uno de los mayores problemas en el mundo. Enfrentarlo es una tarea colectiva.